La importancia del ritmo en los bebés

Recientes investigaciones ponen de manifiesto que los bebés son muy sensibles al ritmo y, además, les facilita la adquisición del lenguaje.

El primer estudio, relativo al ritmo, ha sido realizado por el doctor Henkjam Honing, catedrático de cognición musical de la Universidad de Amsterdam, con 27 bebés recién nacidos. Mediante auriculares, escuchaban ritmos de tambor (isócronos y de sincronización aleatoria) que permitió a los investigadores diferenciar entre la percepción del ritmo y el aprendizaje estadístico, concluyendo así la capacidad innata de los bebés a la percepción rítmica.

Según cita el investigador, “…nuestro objetivo es demostrar que la música no es solamente un fenómeno cultural, sino que también tiene una base biológica y que ha supuesto una ventaja en algún momento de nuestro pasado evolutivo”. También afirma que “…en los tres últimos meses del embarazo, el sistema auditivo ya está preparado para memorizar melodías …”

El segundo estudio, relativo al lenguaje, fue financiado por el Consejo Europeo de Investigación y la Science Foundation Ireland, y liderado por investigadores de las universidades de Dublín (Irlanda) y Cambridge (Reino Unido). Se basaron en los registros de los patrones de actividad eléctrica cerebral en 50 bebés de cuatro, siete y once meses de edad mientras estos veían un vídeo de una maestra de escuela primaria cantando 18 canciones infantiles a un bebé.

Contrariamente a lo que consideran muchos lingüistas (la información fonética es la base del lenguaje según la cual los bebés aprenden estos pequeños elementos sonoros y los suman para formar palabras), este estudio sugiere que la información fonética se aprende demasiado tarde (no se codifica con éxito hasta los 7 meses de edad y es escasa aún a los 11 meses).

En base a los resultados obtenidos, los investigadores concluyen que los bebés aprenden a partir de información rítmica (el énfasis cambiante de las sílabas en el habla) que, a diferencia de la información fonética, se puede escuchar en el útero. Por ello recomiendan a los padres que hablen tan pronto como sea posible a sus bebés utilizando un lenguaje cantado, como canciones infantiles.

Los autores citan que “…el ritmo es un aspecto universal de todos los idiomas que se hablan en todo el mundo, por lo que tal vez no sea sorprendente que el énfasis que ponemos en diferentes palabras y el ascenso y descenso del tono que utilizamos para transmitir emociones mientras hablamos sea la clave de cómo los bebés aprenden el lenguaje”.

Por tanto, el ritmo, inherente en todo el universo, así como en nuestro propio organismo, es también fundamental para los procesos de aprendizaje, en este caso, del lenguaje.

Fotografía de Marcin Jozwiak

2 Comentarios
  • Ana María Arenas C
    Publicado a las 17:52h, 09 diciembre Responder

    Muy interesante resultados de los estudios!

    Saludos Ana María

    • Jordi A. Jauset
      Publicado a las 09:06h, 10 diciembre Responder

      Gracias por sus comentarios.
      Saludos

Escribe un comentario